Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

miércoles, 21 de julio de 2010

Con las lluvias de Abril y el sol de Mayo-Antonio Machado


Detalle



Detalle


Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.

Ejercito de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas de alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

Antonio Machado. (A un olmo seco)



Con las lluvias de Abril y el sol de Mayo, T. mx-tela, 146x114, 2006

14 comentarios:

Carmela dijo...

Emotivo poema de Antonio Machado!
Apunta a la esperanza!
Leyendo entre líneas se pude imaginar que así como el olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido...reverdecerá la primavera ... hacia la luz , hacia la idea , hacia el cambio de un mundo mejor.
Bellísima tu obra artística.

Isolda dijo...

Algunas hojas verdes le han salido! Quiero creer que éste es el olmo del que hablaba Machado. Ahí está el rayo rojo de fuego y el tronco en su mitad podrido. Me parece increíble que utilizando casi siempre la misma paleta de colores, consigas lo que te propones.
Como tu blog, esto es arte y poesía, dos cosas maravillosas que nos acompañan y aún te dejo una tercera, que no por conocida es menos bella.
http://www.youtube.com/watch?v=-zMm7nKF79s
Besos de color azul

mateosantamarta dijo...

Gracias por los elogios, Carmela.
El poema de Machado siempre me ha gustado mucho y me parece abierto a infinidad de interpretaciones.
Creo que la intimista estaba en su mente.
Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Bueno, Isolda, mi pintura no es ilustrativa.
Hay un intento de homenaje a Machado y de evocación -muy libre- de este magnífico poema.
La canción de Serrat la he oído muchas veces, pero me alegra que la hayas traído aquí para que yo y mis visitantes podamos oírla: acabo de hacerlo. Un abrazo.
Te agradezco mucho las habilidades que me supones: yo cedo una parte de mi trabajo a mi amigo el azar.

Shandy dijo...

Mateo, no sé si el poema es la fuente de inspiración para esta obra, pero pintura y poesía se imbrican bien. Fijo mi mirada en las transparencias del corazón del árbol, en el reflejo de la luz del sol y de la lluvia, y en los brotes verdes. El agua y la luz son fuentes de esperanza y savia para la vida, y ésta se impone en cuanto le dan una oportunidad:

“Durante la larga singladura
nada excepto la esperanza permite seguir,
luego
hasta eso afloja su presa.
No hay suficiente de nada,
mientras vivimos. Pero a intervalos
aparece una dulzura y, si se le da una oportunidad,
prevalece”
Raymond Carver

Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Gracias, Shandy. Digamos que se acompañan de algún modo en los motivos de la inspiración. No sé la edad que tenía Machado cuando lo escribió, pero, si siempre me gustado, cada vez me llena más.
Me apunto este poeta. De Emily Dickinson ya me compré una antología, aunque de momento leo otra que había sacado de una biblioteca. De Jose Emilio Pacheco aún no he conseguido nada.
Un abrazo.

Joshua Naraim dijo...

Miguel Hernández y Antonio Machado fueron los primeros poetas que me hirieron con sus versos, hace tantos años y tantas vidas...
En la pintura las primeras emociones provienen de Gauyasamín, Lugrís y Luis Seoane...
La naturaleza me dio la inteligencia justa para apreciar y disfrutar la belleza aunque no el talento necesario para crearla.
Ahora estoy inmerso en Antonio Gamoneda:

Entra en tu cuerpo y tu cansancio se llena de pétalos. Laten en ti bestias felices: música al borde del abismo.

Es la agonía y la serenidad. Aún sientes como un perfume la existencia.

Este placer sin esperanza, ¿qué significa finalmente en ti?

¿Es que vas a cesar también la música?

Tienes una pequeña antología de José Emilo Pacheco en: http://amediavoz.com/pacheco.htm

Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Me alegra verte por aquí Joshua. Antonio Machado y Miguel Hernández están también entre mis preferidos en lengua castellana - Bécquer, J. R. Jiménez, Cernuda, Lorca etc. son otros-
De Gamoneda tengo El Libro del Frío -que me regaló una amiga- de una belleza inqietante.
No dispongo de demasiado tiempo para tanto que habría que leer...y ver.
Yo diría que te expresas muy bien y me gusta leer tus entradas. NO PUEDO CREER QUE NO TENGAS TALENTO PARA EXPRESAR LA BELLEZA.
Tengo enlazada la página que me comentas EN PÁGINAS AMIGAS O DE INTERÉS. Luego me daré un paseo por ella. Un abrazo.

virgi dijo...

Veo llamas y fogonazos de luz.
Algo que asciende y se eleve, se eleva...
Y las hojas nos traen el aire reverdecido.
Fuego, aire, madera, tierra...te acompañan los elementos, estimado Mateo.

¿Sabes que no sé cómo son los olmos? Me recuerdan películas, novelas, poemas, pero no creo haber visto ninguno.

De J.E. Pacheco, leí hace un par de semanas una maravilla gracias a Shandy, Las batallas en el desierto. Te gustará, SEGURO.
Machado, siempre tan terrenal y a la vez, místico.
Un fuerte abrazo

mateosantamarta dijo...

Un lujo de comentarios los que me estáis escribiendo, Virgi. Vosotr@s os encargáis de darle mayor entidad a mis entradas.
Mi barrio -Moratalaz- esta plagado de una variedad de olmo -negrillo-. supongo que hay más. Aunque sólo sea por la sombra que nos regalan en verano, benditos sean.
Un fuerte abrazo.
Estaba curioseando en la antología de Amediavoz algunos poemas de J.E.Pacheco -Joshua Naraim me recordaba que ahí podía encontrar una pequeña antología-. Cuando encuentre cosas en librerías o bibliotecas me pondré al día.

Elena Conchello dijo...

Me alegra decirte amigo mio, hola de nuevo, he aterrizado en Inglaterra en estos momentos y desde aquí continuo escribiendo y leyéndote, una alegría seguirte, un abrazo fuerte.

mateosantamarta dijo...

Me alegra que estés de nuevo aquí - en tu hayquetenderse-, Elena. Había visto tu nueva entrada pero tengo que leer más veces -soy torpe- Espero que estés de vacaciones. Tanto si es así como si has ido para otra cosa te deseo una estancia feliz. Un abrazo.

gaia07 dijo...

Este cuadro tuyo me hace sentir la calidez incierta entre tanta frialdad mundana. Esa, que andamos buscando siempre, y a todas horas.

Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Te aseguro amiga gaia que yo no le dedico mucho tiempo a esa frialdad mundana. QUIZÁ ME PASE EN ESE SENTIDO. Gracias por tu visita, que me alegra y por considerar mi cuadro una fuente de calidez. Un abrazo.