Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

jueves, 14 de abril de 2011

Orencio Santamarta: mi padre

                                                                Un año sin ti
                                          Ya sabes que es Abril y que ha llovido mucho.


                                          Los
                                           campos están exuberantes
                                          Hay muchas flores y el aire está limpio, tu lo ves.

                                          No he ido al pueblo porque estoy un poco desanimado.

                                          Tu sabrás mejor que yo como están allí los campos.

Orencio Santamarta (Matallana de Valmadrigal 1 de Mayo de 1920- Arganda del Rey 2010
                                          Añoramos tu presencia, padre. Sabes de la desolación
                                          de la familia. Todos te queremos.

                                          Hay aquí flores silvestres, aunque de Madrid, con otras
                                          cultivadas en el Botánico y el Retiro.

 Y este es el cuadro que más me ha costado. Todo el año me tuvo en jaque. Está dedicado a tu memoria, pero aún no le puse título. Es grande (162x130)
 Estas fotos son detalles, para que puedas verlo mejor. Es tuyo, ya lo sabes. Irá a Izagre a tu habitación.




                          Hasta otro momento, padre, aunque, siempre estás a mi lado: te siento. Besos.

     

comentarios:


Aristos Veyrud dijo...

Sentido y hermoso recordatorio donde el arte y la naturaleza danzan en la vida.

Acompañándote en esta fecha.

Un abrazo Mateo

15 de abril de 2011 05:19


virgi dijo...

Me has emocionado, Mateo.

Más de lo que puedas imaginar.

Gracias.

Un fuerte abrazo.

15 de abril de 2011 07:03


concepto-aparte dijo...

Me ha emocionado el texto y el cuadro es impactante, esa parte vacía que parece ir llenándose como un arbol.

Te mando un fuerte abrazo.

15 de abril de 2011 07:56


Eva Magallanes dijo...

Mateo... me han caído unos lagrimones pues siento esta conversación tuya con tu padre como un nexo sagrado, tan sagrado como la tierra, como sus flores, como los gusanos. Simplemente gracias por permitirme ser testigo de esto.

15 de abril de 2011 14:15


Ananda Nilayán dijo...

Me has emocionado.

Y tu padre seguro está feliz y orgulloso por tener un hijo como tú.

Un beso, Mateo, de alma

15 de abril de 2011 17:25


El peletero dijo...

L’ABELLEROL



Pels afores era difícil de veure’ls. En passar per la carretera, en canvi, els podíem contemplar aturats als fils del telèfon. Aleshores picàvem de mans i els abellerols arrencaven el vol. Ho feien sempre d’esquena, com si es deixessin caure a terra. Aviat, però, es remuntaven i nosaltres, amb els ulls, podíem averar l’esclat dels seus colors esplèndids: el vermell del cap, el groc del pap, el verd del pit i del ventre, el daurat de l’esquena... i tots barrejats a les ales i a la cua.



La primera vegada que vaig veure un abellerol em semblà descobrir un pom de flors que volava. Els pagesos, si podien, els perseguien perquè deien que es menjaven les abelles. Jo no entenia pas aquestes raons: fer desaparèixer una cosa tan exquisida com un abellerol i, en canvi, protegir les abelles que no feien altre cosa que picar les nostres cames i els clatells de les persones grans.

Gillem Viladot (Temps d’estrena)


Iconos dijo...


Eres un buen hijo, así que tuvo que ser un gran padre.



Saludos.



gaia07 dijo...


La grandeza de una vida que nos arropó, causante de recuerdos serenos e inspiradora en ese concretar la emoción de la nostalgia de la única manera que sabemos, entre sollozos y dichas, es la más bella de todas las herencias.

Color, luz, armonía, amor ¡cuánta belleza te hizo sentir tu padre!.

Un abrazo muy afectuoso querido amigo

17 de abril de 2011 21:34


Ana Leal Anguita dijo...

Te envío un abrazo muy muy grande.


Marina-Emer dijo...


muchas gracias Mateo de ser como eres .de amar tanto a tu padre y por ser de mi querida tierra de León bueno yo Bembibre LO TENGO OIDO MUCHO EN CASA DE MIS ABUELOS...y gracias por los bellos y extensos ramos en flor...bellisimas amapolas de trigales Castellanos...

abrazos amigo paisano.

Marina


alexitimic dijo...


Misma pérdida con un par de años de diferencia.

Aveces un desconocido puede entendernos mejor que la persona más cercana.

Sin ánimo de sobresalir ni menospreciar. Que conste.

Ánimo y fuerza.

20 de abril de 2011 20:39


Joshua Naraim dijo...


El dolor y resignación que expresas calibra el Amor que te habita. Arde la pérdida en tu corazón, que aún aceptando lo inaceptable, espanta el olvido y transmuta lo efímero en eterno y el desgarro en arte.

Un abrazo, Mateo

21 de abril de 2011 18:40



Shandy dijo...


“Tú serás cuerpo, planta, tierra, tronco, tacto, puente, río, rama, rescoldo…Nunca sombra. No serás, eres, estás: sigues…”

Las cosas del campo, J. A. Muñoz Rojas

En tu texto hay mucha ternura y tristeza contenida. Entiendo esas emociones.
"Las cosas del campo" lo descubrí pocos meses después de morir mi padre, era uno de los libros de su biblioteca. Lo escogí para hacerle también un pequeño homenaje.
Mateo, nunca serán sombra. Y de serlo, la que presta un regio y noble árbol.
Un abrazo y una sonrisa
1 de mayo de 2011 22:54

mayo de 2011 23:15



Carmela dijo...

"Un año sin tí..."Conmueve.
"Varios años sin tí.." dije hace poco.
Al principio no entendía como podían sucederse las primaveras y los otoños , los simples hechos cotidianos ... sin él.
Me dolía su ausencia que era una presencia permanente.
Ahora siento que va conmigo , que comparte mis alegrías y mis penas .Sigue siendo una presencia.Todos sus libros están ahora en mi biblioteca...Cuando quiero tenerlo un poco más cerca o cuando siento que lo necesito mucho , o en fechas especiales ..., cuando nadie me ve, releo los párrafos subrayados por sus manos y me gratifica esa "comunicación".
Se corporizan los recuerdos y lo recupero.
Orencio sabe que es abril ( o mayo ya ...) que el aire está limpio , que los campos están exhuberantes , que el cuadro que todo el año te tuvo en jaque es un tributo de amor.
Y que el paso del tiempo no lo borrará del pedestal que ocupa en tu corazón.
Es bueno tener estos referentes de amor incaducable.
Un enorme abrazo!!!
6 de mayo de 2011 08:12


GRACIAS A TOD@S


                               

20 comentarios:

Aristos Veyrud dijo...

Sentido y hermoso recordatorio donde el arte y la naturaleza danzan en la vida.
Acompañándote en esta fecha.
Un abrazo Mateo

virgi dijo...

Me has emocionado, Mateo.
Más de lo que puedas imaginar.
Gracias.
Un fuerte abrazo.

concepto-aparte dijo...

Me ha emocionado el texto y el cuadro es impactante, esa parte vacía que parece ir llenándose como un arbol.
Te mando un fuerte abrazo.

Eva Magallanes dijo...

Mateo... me han caído unos lagrimones pues siento esta conversación tuya con tu padre como un nexo sagrado, tan sagrado como la tierra, como sus flores, como los gusanos. Simplemente gracias por permitirme ser testigo de esto.

Ananda Nilayán dijo...

Me has emocionado.
Y tu padre seguro está feliz y orgulloso por tener un hijo como tú.

Un beso, Mateo, de alma

El peletero dijo...

L’ABELLEROL

Pels afores era difícil de veure’ls. En passar per la carretera, en canvi, els podíem contemplar aturats als fils del telèfon. Aleshores picàvem de mans i els abellerols arrencaven el vol. Ho feien sempre d’esquena, com si es deixessin caure a terra. Aviat, però, es remuntaven i nosaltres, amb els ulls, podíem averar l’esclat dels seus colors esplèndids: el vermell del cap, el groc del pap, el verd del pit i del ventre, el daurat de l’esquena... i tots barrejats a les ales i a la cua.

La primera vegada que vaig veure un abellerol em semblà descobrir un pom de flors que volava. Els pagesos, si podien, els perseguien perquè deien que es menjaven les abelles. Jo no entenia pas aquestes raons: fer desaparèixer una cosa tan exquisida com un abellerol i, en canvi, protegir les abelles que no feien altre cosa que picar les nostres cames i els clatells de les persones grans.

Gillem Viladot (Temps d’estrena)

----------------------------------------

El abejaruco.

Por las afueras era difícil verlos. Al pasar por la carretera, en cambio, los podíamos contemplar inmóviles en los hilos del teléfono. Entonces, hacíamos palmas y los abejarucos arrancaban a volar. Lo hacían siempre de espaldas, como si se dejasen caer a tierra, Sin embargo, pronto remontaban i nosotros, con los ojos, podíamos averar el estallido de sus colores espléndidos: el rojo de la cabeza, el amarillo del cuello, el verde del pecho y del vientre, el dorado de la espalda... y todos mezclados en las alas y la cola.

La primera vez que vi un abejaruco me pareció descubrir un manojo de flores que volaba. Los payeses, si podían, los perseguían porque decían que se comían las abejas. Yo no entendía estas razones: hacer desaparecer una cosa tan exquisita como un abejaruco y, en cambio, proteger a las abejas que no hacían más que picar nuestras piernas y las nucas de las personas mayores.

Gillem Viladot (Temps d’estrena)

mateosantamarta dijo...

GRACIAS A TOD@S POR VUESTROS COMENTARIOS Y CARIÑO.

Iconos dijo...

Eres un buen hijo, así que tuvo que ser un gran padre.

Saludos.

gaia07 dijo...

La grandeza de una vida que nos arropó, causante de recuerdos serenos e inspiradora en ese concretar la emoción de la nostalgia de la única manera que sabemos, entre sollozos y dichas, es la más bella de todas las herencias.

Color, luz, armonía, amor ¡cuánta belleza te hizo sentir tu padre!.

Un abrazo muy afectuoso querido amigo

Ana Leal Anguita dijo...

Te envío un abrazo muy muy grande.

Marina-Emer dijo...

muchas gracias Mateo de ser como eres .de amar tanto a tu padre y por ser de mi querida tierra de León bueno yo Membibre LO TENGO OIDO MUCHO EN CASA DE MIS ABUELOS...y gracias por los bellos y extensos ramos en flor...bellisimas amapolas de trigales Castellanos...
abrazos amigo tocayo.
Marina

Marina-Emer dijo...

me ha hecho mucha ilusión que vinieras tan pronto a darme las gracias por la visita... es un honor para mi que me acojas la amistad que te brindo con cariño y simpatía.
una Leonesa en tu blog que te lo sigo ya.
un abrazo
Marina.
P.D. me gusta que te guste CHopin...bueno yo toco algo el piano en tiempos perdidos me siento y me olvido del mundo....un beso

alexitimic dijo...

Misma pérdida con un par de años de diferencia.

Aveces un desconocido puede entendernos mejor que la persona más cercana.

Sin ánimo de sobresalir ni menospreciar. Que conste.

Ánimo y fuerza.

Ricardo Miñana dijo...

Es un placer pasar por tu casa,
disculpa la ausencia,
que tengas unas felices fiestas
de semana santa.
un abrazo.

Joshua Naraim dijo...

El dolor y resignación que expresas calibra el Amor que te habita. Arde la pérdida en tu corazón, que aún aceptando lo inaceptable, espanta el olvido y transmuta lo efímero en eterno y el desgarro en arte.

Un abrazo, Mateo

Shandy dijo...

“Tú serás cuerpo, planta, tierra, tronco, tacto, puente, río, rama, rescoldo…Nunca sombra. No serás, eres, estás: sigues…”
Las cosas del campo, J. A. Muñoz Rojas

En tu texto hay mucha ternura y tristeza contenida. Entiendo esas emociones.
"Las cosas del campo" lo descubrí pocos meses después de morir mi padre, era uno de los libros de su biblioteca. Lo escogí para hacerle también un pequeño homenaje.
Mateo, nunca serán sombra. Y de serlo, la que presta un regio y noble árbol.
Un abrazo y una sonrisa

mateosantamarta dijo...

Gracias Shandy. Me alegra que llegue este comentario hoy: su aniversario -hubiese cumplido 91 años-. Cada vez le siento más cerca y liberado de las miserias que su cuerpo envejecido tenía que sufrir.
Besos, Shandhy.

Carmela dijo...

"Un año sin tí..."Conmueve.
"Varios años sin tí.." dije hace poco.
Al principio no entendía como podían sucederse las primaveras y los otoños , los simples hechos cotidianos ... sin él.
Me dolía su ausencia que era una presencia permanente.
Ahora siento que va conmigo , que comparte mis alegrías y mis penas .Sigue siendo una presencia.Todos sus libros están ahora en mi biblioteca...Cuando quiero tenerlo un poco más cerca o cuando siento que lo necesito mucho , o en fechas especiales ..., cuando nadie me ve, releo los párrafos subrayados por sus manos y me gratifica esa "comunicación".
Se corporizan los recuerdos y lo recupero.

Orencio sabe que es abril ( o mayo ya ...) que el aire está limpio , que los campos están exhuberantes , que el cuadro que todo el año te tuvo en jaque es un tributo de amor.
Y que el paso del tiempo no lo borrará del pedestal que ocupa en tu corazón.
Es bueno tener estos referentes de amor incaducable.
Un enorme abrazo!!!

Pablo Fernando dijo...

Me ha impactado mucho esto que haces por tu padre , y bueno mira lo que es la vida perdí al mio no hace mucho ,no tienes idea de como lo extraño , creo que es difícil explicar , me encantó tu blog , gracias por visitar el mio , un abrazo .

PABLO.

mateosantamarta dijo...

SÍ, AMIGO, SÍ TENGO IDEA: TE LO ASEGURO. Un abrazo.