Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

domingo, 27 de mayo de 2012

Gerard de Nerval



EL DESDICHADO
Je suis le ténébreux, -le veuf, - l'inconsolé,
Le prince d'Aquitaine à la tour abolie:
Ma seule étoile est morte,  -et mon  luthh constellé
Porte le Soleil noir de la Mélancolie.

Dans la nuit du tombeau, toi que m'as consolé
Rends-moi le Pausilippe et la mer d'Ìtalie,
La fleur qui plaisait tant à mon coeur désolé,
Et la treille où le pampre à la rose s'allie.

Suis-je Amour ou Phébus?...Lusignan ou Biron?
Mon front est rouge encore du baiser de la reine;
J'ai rêvé dans la grotte où nage la syrène...

Et j'ai deux fois vainqueur traversé l'Achéron:
Modulant tour à tour sur la lyre d'Orphée
Les soupirs de la sainte et les cris de la fée.

GERARD DE NERVAL

Casa abatida (La casa de Nerval), técnica mixta de Mateo Santamarta.

Yo soy el tenebroso -el viudo- el sin consuelo.
Principe de Aquitania de la torre abolida,
Murío mi sola estrella -mi laúd constelado
Ostenta el negro sol de la Melancolía.

Tú que me has consolado de la tumba y su noche
El Pausílipo dame, la mar de Italia vúelveme,
La flor que amaba tanto mi desolado espíritu,
La parra donde el pámpano a la rosa se alía.

¿Soy el Amor o Febo?, ¿Lusignan o Birón?;
Roja mi frente está del beso de la reina;
Soñé en la gruta donde nadaba la sirena,

Traspasé el Aqueronte, vencedor por dos veces,
Y la lira de Orfeo he pulsado alternando
Suspiros de la santa con los gritos del hada.

VERSIÓN DE OCTAVIO PAZ 

Yo soy el tenebroso -el viudo- el desolado,
Príncipe de Aquitania de la torre hoy baldía,
Murió mi sola estrella -mi laúd constelado
Ostenta el negro Sol de la melancolía.

SEGUNDA VERSIÓN


La cousine

L'hiver a ses plaisirs ; et souvent, le dimanche,
Quand un peu de soleil jaunit la terre blanche,
Avec une cousine on sort se promener...
- Et ne vous faites pas attendre pour dîner,

Dit la mère. Et quand on a bien, aux Tuileries,
Vu sous les arbres noirs les toilettes fleuries, 
La jeune fille a froid... et vous fait observer
Que le brouillard du soir commence à se lever.

Et l'on revient, parlant du beau jour qu'on regrette, 
Qui s'est passé si vite... et de flamme discrète :
Et l'on sent en rentrant, avec grand appétit,
Du bas de l'escalier, - le dindon qui rôtit.
La prima 1

Hay placeres de invierno, y a menudo el domingo,
cuando un poco de sol dora la tierra blanca,
con la prima salimos para dar un paseo...
-Pero no volváis tarde, que la cena no espera.

Cuando en las Tullerías ya hemos visto cien veces
entre troncos negruzcos muchas ropas floridas,
tiene frío la joven... Y nos dice que empieza
a notarse la niebla que acompaña al crepúsculo.

Y volvemos hablando de ese día feliz
que pasó tan aprisa... y de amor insinuado.
Y se huele al entrar, con enorme apetito,
desde el mismo portal, nuestro pavo en el horno.
Propuesto por Adriana Alba



Blogger Adriana Alba dijo...
Cuánto dolor en éstas letras de éste escritor,huérfano, más tarde con severos problemas mentales que terminaron en el suicido...

Una pena pero la vida está compuesta de luces y sombras y el arte también.

Tu pintura totalmente sugerente corona ésta entrada.

Me gustó éste poema de Gerard:

La prima 1

Hay placeres de invierno, y a menudo el domingo,
cuando un poco de sol dora la tierra blanca,
con la prima salimos para dar un paseo...
-Pero no volváis tarde, que la cena no espera.

Cuando en las Tullerías ya hemos visto cien veces
entre troncos negruzcos muchas ropas floridas,
tiene frío la joven... Y nos dice que empieza
a notarse la niebla que acompaña al crepúsculo.

Y volvemos hablando de ese día feliz
que pasó tan aprisa... y de amor insinuado.
Y se huele al entrar, con enorme apetito,
desde el mismo portal, nuestro pavo en el horno.

A ver cuando nos traes a Octavio Paz, amo a ese poeta.

Besitos de domingo querido Mateo
27 de mayo de 2012 17:07


10 comentarios:

Eastriver dijo...

Efectivamente, un poeta al que hay que rescatar...

mateosantamarta dijo...

Desde luego, Eastriver. Para mí es uno de los grandes. Un abrazo.

Adriana Alba dijo...

Cuánto dolor en éstas letras de éste escritor,huérfano, más tarde con severos problemas mentales que terminaron en el suicido...

Una pena pero la vida está compuesta de luces y sombras y el arte también.

Tu pintura totalmente sugerente corona ésta entrada.

Me gustó éste poema de Gerard:

La prima 1

Hay placeres de invierno, y a menudo el domingo,
cuando un poco de sol dora la tierra blanca,
con la prima salimos para dar un paseo...
-Pero no volváis tarde, que la cena no espera.

Cuando en las Tullerías ya hemos visto cien veces
entre troncos negruzcos muchas ropas floridas,
tiene frío la joven... Y nos dice que empieza
a notarse la niebla que acompaña al crepúsculo.

Y volvemos hablando de ese día feliz
que pasó tan aprisa... y de amor insinuado.
Y se huele al entrar, con enorme apetito,
desde el mismo portal, nuestro pavo en el horno.

A ver cuando nos traes a Octavio Paz, amo a ese poeta.

Besitos de domingo querido Mateo

Isolda dijo...

Mateo, una vez más he recurrido a internet para saber de lo que hablas y comprender mejor esa pintura. Tengo tanto que aprender!Dejo un enlace, por si alguien lo deconoce también. http://sanchezsottosanto.over-blog.es/article-32579234.html
El cuadro, inconfundible ¿es reciente?
Besos con el trazo rojo.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Adriana. Eres una columna de este blog. Incorporo tu poema, tan distinto del otro.
Octavio Paz tendrá una entrada que aún no he madurado y en la que participaremos mucho. También yo amo su obra. Un abrazo, amiga.

mateosantamarta dijo...

Nerval es, como Lautréamont, un escritor maldito, acosado por la miseria y, según algunos por la locura. Otros como Artaud, le consideran una mente super-lúcida y pura. Es también, como él o Poe un precursor de los surrealistas. Por encima de todo es un escritor auténtico, intenso y profundo. Un abrazo, Isolda.

mercedespinto dijo...

Qué hermoso en su sencillez ese poema de Gerard, me ha encantado.
Y el óleo con el que lo acompañas... Ya sabes cuánto me gusta cómo dominas los azules y le das forma.
Un abrazo, amigo Mateo.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Mercedes, por lo que me toca de tu generosidad.
Es la sencillez de lo auténtico y profundo lo que nos regala Nerval. Un abrazo.

virgi dijo...

Tu cuadro, con huecos y cimas, le va a esa desolación del poeta. Quizá el arte no sería tan luminoso sin las penalidades de los artistas.
Un abrazo, Mateo

mateosantamarta dijo...

Quizá, Virgi. Destilar la luz de los momentos más oscuros es bien duro.
Un abrazo.