Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

lunes, 26 de noviembre de 2012

El final del Estado de Derecho y de las libertades en España.



Hola a todos,
Quería comentaros lo que nos pasó ayer domingo a mi familia (mi mujer, mi chiquitillo de dos años y medio y yo) cuando íbamos a la manifestación en Madrid en defensa de la sanidad pública. Bajábamos por la calle del Prado –una inocua banderita de “No a los recortes” ondeando en el carrito- y a la altura de la plaza del Congreso se nos acercó un policía nacional que de muy malas maneras nos exigió que nos identificáramos. Ante nuestras reiteradas preguntas de si estábamos cometiendo alguna ilegalidad, su única respuesta fue un chulesco “yo soy policía y puedo identificar a quien quiera”. Nos cogió los carnets de identidad y registró nuestros datos… Después nos dijo que tenían orden de identificar a los manifestantes que pasaran por la calle. No sabemos qué ocurrirá con esos datos, si nos multarán o pasaremos a un listado de “ciudadanos activistas”. Una chica protestó y tomó algunas fotos que os envío. Le agradecemos su actitud y creo que deberíamos imitarla cuando nos encontremos con situaciones similares.
Una cosa es clara, lo que buscan con este tipo de actuaciones anticonstitucionales es atemorizarnos, y que ni siquiera llevemos a cabo el mínimo gesto democrático que es salir a la calle para manifestarnos y visibilizar la protesta contra la destrucción de nuestros derechos y de nuestra dignidad. Pero asimismo el episodio muestra otra cosa: que si lo quieren prohibir es porque ese gesto de libertad –mínimo- todavía resulta eficaz. Os animamos pues a ejercerlo.
Sabemos que esto es una anécdota frente a otros tipos de violencia, pero creemos que dado el absurdo de la situación –identificar a una familia con niño por llevar una bandera contra los recortes- es también muy simbólica de que estamos traspasando, ya definitivamente, un umbral: bienvenidos al estado totalitario.
Un abrazo,

12 comentarios:

Verónica C. dijo...

Que los vuelvan a uniformar de gris.
Es ya lo que falta.
Puro fascismo.

Besos

mateosantamarta dijo...

Grises los que obedecen, azules los que mandan: el fascismo está servido. Un abrazo, Verónica.
Son órdenes!

Ana dijo...

Es tristísimo que sucedan estas cosas, pero lamentablemente suceden cada vez más.
Que el miedo no se instale.

Un abrazo, Mateo!

mateosantamarta dijo...

Espero que no, que consigamos más y más coraje y que el miedo lo tengan prevaricadores, defraudadores y corruptos. Un abrazo, Ana.

virgi dijo...

Increíble, parece que hemos retrocedido cuarenta años. Me temo que no lo parece, sino que es YA!
Un abrazo, Mateo.

mateosantamarta dijo...

Han descubierto a un pueblo manso dispuesto a dejarse torear y matar por un cachito de pan. Un abrazo, Virgi: ésto caerá porque carece de equilibrio.

Isolda dijo...

Ya había leído esto, que sé que te toca de cerca, Mateo, pero si miráis bien, veréis el gran peligro que supone este matrimonio y su niño entre tantísima gente armados hasta los dientes!
Estos de azul asquerosos no contarán jamás con mi apoyo, cuando se manifiesten por sus recortes. Que se apañen ellos solitos. Es tremendo como los hombres se envilecen en manada, en fin, no digo más que bastante cabreada estoy ya.
Un beso fuerte.

mateosantamarta dijo...

Yo tampoco les apoyo, no me gustan y sé para que están: son cuerpos represivos. Ni a ellos ni a quienes les ordenan defender a sangre sus privilegios ilícitos. Un abrazo, Isolda.

gaia07 dijo...

Desgraciadamente estos hechos se están convirtiendo en costumbre. Hay algo que me parece sumamente curioso, en todo este tiempo la gente de la calle no hemos aprendido a imponer nuestro criterio ni hacernos oír, pero los mandos y cuerpos de seguridad han mantenido su despotismo en la sombra, y ahora nos encontramos en unas circunstancias ciertamente previsibles. Nuestra confianza al pensar que todos queríamos ser iguales nos ha dejado en muy mal lugar, aquellos en quienes hemos puesto nuestro futuro lo están usando para su propio beneficio tratándonos como carne de cañón. Ya no somos útiles más que como maquinas de producción y como tales no necesitamos dar opiniones sino acatarlas

mateosantamarta dijo...

Aún estamos a tiempo de reconsiderar nuestro compromiso con la política y la economía. Hemos delegado en un grupo de profesionales que se han ido haciendo"casta" y que hoy tienen como único objetivo el mantenimiento de sus privilegios. Hemos de abandonar la comodidad de que otros lo hagan y comprometernos seriamente en una autogestión de la política y la economía. Un brazo, Gaia. Espero que tu proyecto siga por el buen camino.
.

Carmela dijo...

Abuso de poder . Falsa democracia.
El objetivo es intimidar .Instalar el miedo.
Asombra que el retroceso haya sido tan brutal.
Me duele por los que lucharon ayer intentando cambiar lo que estaba mal.
Porque , en definitiva , los represores nunca se fueron.
Lamentable.
Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Así es, Carmela. Han estado simulando un estado democrático con el que nos tenían engañados. La realidad es dictadura franquista capitaneada por los "financieros". Un abrazo, amiga.
Hay gente que se está marchando asqueada, además de los que van a buscar pan.