Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

domingo, 23 de septiembre de 2012

Aniversario de la muerte de Pablo Neruda




Pablo Neruda
                                     1

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos,
te pareces a el mundo en tu actitud de entrega.
Mi cuerpo de labriego salvaje te socava
y hace saltar el hijo del fondo de la tierra.

Fui solo como un túnel. De mí huían los pájaros
y en mí la noche entraba su invasión poderosa.
Para sobrevivirme te forjé como un arma,
Como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda.

Pero cae la hora de la venganza, y te amo.
Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme.
Ah los vasos del pecho! Ah los ojos de ausencia!
Ah las rosas del pubis! Ah tu voz lenta y triste!

Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia.
Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso!
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue,
y la fatiga sigue, y el dolor infinito.

(De veinte poemas de amor y una canción desesperada.)
Pablo Neruda
                                   




Blogger Adriana Alba dijo...
como me gusta!

Un grande entre los grandes.


La poesía



Y FUE a esa edad... Llegó la poesía

a buscarme. No sé, no sé de dónde
salió, de invierno o río.
No sé cómo ni cuándo,
no, no eran voces, no eran
palabras, ni silencio,
pero desde una calle me llamaba,
desde las ramas de la noche,
de pronto entre los otros,
entre fuegos violentos
o regresando solo,
allí estaba sin rostro
y me tocaba....


PN


Un cariñoso abrazo querido Mateo.
24 de septiembre de 2012 19:19
 Suprimir

domingo, 16 de septiembre de 2012

Yorgos Seferis-ARGONAUTAS


                              


ARGONAUTAS 

 Y un alma
 si quiere conocerse
 en un alma 
 ha de verse:
 al extranjero, al enemigo, lo vimos en el espejo.

 Los compañeros eran bravos muchachos,
 ni la fatiga, ni la sed, ni las heladas
 les hacían gritar,
 tenían los modales de los árboles y de las olas
 que acogen al viento y a la lluvia
 acogen a la noche y al sol
 sin cambiar en medio de los cambios.
 Eran bravos muchachos, días enteros
 sudaban en los remos con los ojos bajos
 respirando cadenciosamente
 y su sangre enrojecía una piel dócil.

 Cantaron una vez, con los ojos bajos,
 cuando doblamos la isla abandonada de las opuncias,
 hacia el oeste, más allá del cabo de los perros
 que ladran.
 Si quiere conocerse, decían,
 en un alma ha de verse, decían,
 y los remos herían el oro del mar
 en el crepúsculo.
 Pasamos muchos cabos muchas islas el mar
 que lleva al otro mar, gaviotas, focas.
 En tiempos mujeres desgraciadas con lamentos
 lloraban a sus hijos perdidos
 y  otras furiosas buscaban a Alejandro Magno
 y las glorias hundidas en las profundidades de Asia.
 Atracamos en playas rebosantes
 de fragancias nocturnas y gorgeos de pájaros,
 de aguas que dejaban en las manos
 el recuerdo de una gran felicidad.
 Pero los viajes no se terminaban.
 Sus almas se fundieron con los remos y escálamos
 con el rostro severo de la proa
 con el surco del timón
 y el agua que rompía sus semblantes,
 Los compañeros acabaron en fila,
 con los ojos bajos. Sus remos muestran
 el sitio donde duermen en la playa.

 Nadie los recuerda. Justicia.

 Yorgos Seferis (Traducción de Ramón Irigoyen)

MITHISTORIMA (LEYENDA)
XVIII
Lamento haber dejado pasar un río ancho entre nis dedos

sin beber ni una gota. 
Ahora me hundo en la piedra.
Un pino pequeño sobre la tierra roja, 
mi única compañía.
Lo que amé se ha perdido con las casas
que estando nuevas el verano último
se hundieron con el viento del otoño.

Adriana Alba dijo:
Sabìa que alguna vez estarìa por aquì Seferis, tal vez hayas publicado algo anteriormente, no lo sè...pero es un hermoso recordatorio en el mes de su partida. Nos ha dejado en su obra un legado maravilloso. Flores de la roca Flores de la roca frente al verde mar, vetas que me evocan otros amores, bruñidas por la lentitud de la llovizna, flores de la roca, semblantes que llegaron cuando nadie hablaba y que me hablaron cuando me dejaron tocarlas después del silencio entre los pinos, las adelfas y los plátanos. De "Poesía completa" G.Seferis te dejo enlace de video y un cariñoso saludo querido amigo. http://www.youtube.com/watch?v=d5DCyo3fiJI en