Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

lunes, 6 de mayo de 2013

Georges Bataille- La experiecia interior (fragmento)



Georges Bataille
Aunque tengo algún libro de Georges Bataille, he leído muy poco de él: apenas unos párrafos sueltos aquí y allá. Él fue, como Antonin Artaud, un disidente del movimiento Surrealista.
Este breve párrafo, que cito, siempre me ha impresionado y vuevo a él:
(...)
Hace de ésto quince años (puede que un poco más), volvía yo de no sé dónde por la noche, tarde. La calle de Rennes estaba desierta. Viniendo de Saint-Germain atravesé la calle de Four (por el lado de Correos). Tenía en mis manos un paraguas abierto y creo que no llovía. ( Pero yo no había bebido: lo digo y estoy seguro de ello.) Tenía ese paraguas abierto sin necesidad (excepto una de la que hablo más adelante). Entonces era yo muy joven, caótico y lleno de embriagueces vacías: una ronda de ideas inconvenientes, vertiginosas, pero llenas ya de preocupaciones, de rigor y crucificantes, tenían libre curso...En ese naufragio de la razón, la angustia, la decadecia solitaria, la cobardía, la mala ley, encontraban su sitio: la fiesta empezaba un poco más tarde. Lo cierto es que esta exuberancia, junto con el choque con lo "imposible", estallaron en mi cabeza. Un espacio constelado de risas abrió su abismo oscuro ante mí. Al cruzar la calle de Four, adiviné a esa "nada" desconocida, repentinamente...negué esos muros grises que me encerraban, me abalancé en una especie de arrobo. Reía divinamente: el paraguas se había cerrado sobre mi cabeza y me cubría (me cubrí a propósito con este sudario negro). Reí como quizá no me había reído nunca, el fondo mismo de cada cosa se abría, puesto al desnudo, como si yo estuviera muerto.
No sé si me detuve, en medio de la calle, enmascarando mi delirio con un paraguas. Quizá di saltos (esto es ilusorio, sin duda): estaba convulsivamente iluminado, me reía, según pienso, mientras corría. (...)
La experiencia interior (GEORGES BATAILLE)

16 comentarios:

Adriana Alba dijo...

Que maravilla Mateo.
Me dió la sensaciòn que había leìdo éste fragmento anteriormente, pero es imposible porque desconozco al autor.
De todas maneras como creo en la memoria de la naturaleza, siempre habrá escritos, situaciones cotidianas, personas, o lugares que nos parecen familiares.
Y el fragmento que citás es muy significativo,y el autor lo expresa bellamente. Un destello, un flash, un atisbo del alma a una dimensión donde el estado de gracia y la alegría están al alcance de un abrir y cerrar de paraguas.
Yo creo plenamente en ésas experiencias interiores.
Te dejo un abrazo grande, grande querido amigo.
Buen comienzo de semana.

Isabel Martínez Barquero dijo...

No he leído a Bataille, pero el fragmento que nos transcribes es de impresión, sí. Compacto, detallista, de mucha introspección al tiempo... Mediante la descripción de un hecho simple, narra todo un estado interior.
Un abrazo, querido Mateo.

Isolda dijo...

Tampoco he leído a Bataille y si te soy sincera, no sé encontrarle el punto. Me fío de vuestros comentarios para atisbar una interpretación.
de todos modos, agradezco siempre estas entradas en las que tanto se aprende.
Un montón de besos, Mateo.

mateosantamarta dijo...

Puedes haberlo leído, Adriana. Aunque no conozcas a el autor puedes haberlo leído en una cita. De todod modos a los surrealistas les gustaban los paraguas.
Ciertamente es una experiencia límite que además surge como resultado de un estado interior que no admite ya más.
Así parece una muerte y una resurrección , como un resurgir de las propias cenizas.
Un abrazo, Adriana, y ya digo que yo he leído poco de él, aunque tengo tres libros.

mateosantamarta dijo...

Tampoco yo puedo presumir de haberlo leído. Un poco de este libro de ensayos, algún fragmento de una novela en francés en la que no hice muchos avances y algo de un libro de documentos. Muy poco y eso es lo que me ha quedado como una especie de imperdible en mi cerebro. Yo no soy un gran lector y, cada vez más, me veo como un buscador de fragmentos. Un abrazo, Isabel y ya sabes que presumimos demasiado de leídos, cultos, guapos, simpáticos: es la mentira virtual: todo un vicio.

mateosantamarta dijo...

A ver, Isolda. Tú estás siempre leyendo por ahí, por los blogs, por las redes: estoy seguro de que lees más que yo, sólo que yo soy más presumido y pedante. Un abrazo.
Te sitúo un poco porque está algo sacado de contexto: una persona inteligente, inquieta y transgresora encuentra que el mundo no va más, que el laberinto está recorrido, que no hay nada más que buscar y de repente, cuando lo empieza a ver más negro, su paraguas se cierra y al mismo tiempo que piensa en una especie de muerte oye risas, un coro de risas al que se suma en una especie de renacimiento jubiloso a la vida sencilla...
Bueno, ésto lo digo yo...y es que después de la noche acostumbra a venir, por necesario, el día.
Un abrazo, amiga.

Isolda dijo...

Pues me atengo a esta interpretación, que me parece afortunada. No así esos adjetivos que te atribuyes. Por favor! si hay alguien honesto, humilde y buena persona eres tu. Así que borra eso, amigo.
Un beso fuerte.

mateosantamarta dijo...

Me alegra que me veas con una mirada tan generosa, Isolda. Un beso, amiga.

Booklovers dijo...

Me gusta mucho tu blog, tu escritura, todo. Y aunque lleve poco leyéndolo, ya me encanta.

¿Puedes visitar y quizás comentar mi blog? Es para un concurso de estudiantes, te lo agradecería muchísimo.

Saludos.

mateosantamarta dijo...

Bueno, Booklovers, gracias por venir y por tu comentario y elogios. Pocos textos son míos, aunque si muchas pinturas y fotos. Ya quisiera yo escribir como estos grandes autores que convoco aquí. Suerte con tu blog. Un saludo.

virgi dijo...

Un momento de lucidez a través de la lluvia.
Momentos así hacen que nos enganchemos a leer, pero yo tampoco lo he leído.
Besos besos

gaia07 dijo...

Los fragmentos son los que te acercan a los escritores y a sus pensamientos. Y luego a sus obras.
Estarás o no de acuerdo con su juicio pero siempre dejará un rastro en tu opinión.

Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Tampoco yo leí mucho: fragmentos sólo. aunque tengo tres libros. Me llamó la atención en su momento porque fue uno de los rebeldes del surrealisma junto a Antonin Artaud de quien he leído más. Besos, Virgi.

mateosantamarta dijo...

Me alegra verte por aquí, gaya. Me he pasado a veces por Trivium para ver si había algo nuevo. Supongo que, como en mi propio caso, las dificultades se arraciman y los blogs se resienten. Tengo dos abandonados y éste renqueando. Me pasaré ahora. Tu siempre certera. Amo los fragmentos, aunque sé que a veces los utilizo a mi conveniencia. Un abrazo, amiga.

Carmela dijo...

No he leìdo nada de este autor.
No sè bien desde què lugar me hizo recordar a Dostoiewski .Supongo que es la descripciòn de un momento de negrura existencial seguido de un fluir de luz .Un cambio desde el interior .
La imagen del paraguas :algo simbòlico (lo compara con un sudario negro que se cierra).
El pesar y la alegrìa alternàndose en el cotidiano vivir.No sè ....digo...
Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Muy bien, Carmela. Lo has leído a la perfección. Bataille es uno de los críticos del último surrealismo. Un abrazo, amiga.