Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

domingo, 22 de agosto de 2010

Van Gogh: el suicidado de la sociedad (Antonin Artaud)





Artaud después de su internamiento (tiene unos cincuenta años!!!)



Artaud en la época surrealista



Vincent van Gogh: El puente de Langlois con dama con paraguas (detalle)


Extractar fragmentos de un libro denso y con múltiples variables es una tarea un poco arbitraria y caprichosa, pues todo en él tiene un máximo interés. Sólo pretendo incitar a su lectura.
Cualquier otro fragmento tendría una intensidad similar.



Vincent van Gogh: Autorretrato con la oreja vendada (detalle)


Puede hablarse de la buena salud mental de van Gogh, que en toda su vida sólo se hizo asar una mano, y fuera de esto, no pasó de cortarse la oreja izquierda en una ocasión,/.../

/.../ no existe delirio en pasearse de noche con un sombrero coronado por doce velas para pintar un paisaje del natural;
pues ¿cómo se las hubiera arreglado el pobre van Gogh para iluminarse?, como hace unos días apuntaba con tino nuestro amigo el actor Roger Blin.
En lo tocante a su mano asada se trata de heroísmo puro y simple,
y en cuanto a la oreja cortada, no es más que lógica directa,
y, lo repito,
un mundo que de día y de noche, y cada vez más, come lo incomible,
para que su maléfica voluntad alcance sus fines,
sobre esta cuestión no tiene otra alternativa
que cerrar el pico. ( de la INTRODUCCIÓN)



Vincent van Gogh: Autorretrato (detalle)



Dos autorretratos y el inspector del manicomio de Saint-Remy



Vincent van Gogh: Retrato del Doctor Gachet (detalle)


/.../Así es como una sociedad tarada inventó la psiquiatría, para defenderse de las investigaciones de algunas inteligencias extraordinariamente lúcidas, cuyas facultades de adivinación le molestaban /.../

/.../el cuerpo de Van Gogh exento de todo pecado también estuvo exento de la locura que, además, sólo nace del pecado.
Y no creo en el pecado católico,
pero creo en el crimen erótico del que precisamente todos los genios de la tierra,
los auténticos alienados de los manicomios se han preservado,
o, de lo contrario, es que no eran (auténticamente) alienados.
Y ¿qué es un alienado auténtico?
Es un hombre que prefirió volverse loco, en el sentido socialmente admitido, antes que prevaricar contra determinada idea superior del ser humano./.../ (de la INTRODUCCIÓN)



Vincent van Gogh: Ramas de almendro en flor (detalle)


Van Gogh no murió a causa de un estado de delirio particular,
sino porque corporalmente fué el campo de acción de un problema en torno del que el espíritu inicuo de esta humanidad se debate desde los orígenes.
El problema del predominio de la carne sobre el espíritu, del cuerpo sobre la carne, o del espíritu sobre ambos.
Y, en ese delirio, ¿dónde está el lugar del yo humano?
Van Gogh buscó el suyo durante toda su vida con una energía y una determinación singulares,
y no se suicidó en un ataque de locura, por la angustia de no llegar a encontrarlo,
sino al contrario, acababa de encontrarlo, y de descubrir qué era y quién era él mismo, cuando la conciencia general de la sociedad, para castigarle por haberse separado de ella,
le suicidó. /.../ (de POST-SCRIPTUM)



Vincent van Gogh: Noche estrellada (detalle)


Hacía mucho tiempo que la pintura lineal pura me enloquecía cuando descubrí a van Gogh, que no pintaba lineas o formas, sino cosas de la naturaleza inerte como agitadas por convulsiones.
E inertes.
Como bajo el terrible embate de esa fuerza de inercia a la que todos se refieren con medias palabras, y que nunca ha sido tan oscura como desde que la totalidad de la tierra y de la vida presente se combinaron para esclarecerla.
Ahora bien, son mazazos, realmente mazazos lo que van Gogh aplica sin cesar a todas las formas de la naturaleza y a los objetos.
Cardados por el punzón de van Gogh,
los paisajes exhiben su carne hostil,
la rabia de sus entrañas reventadas,
que por lo demás, no se sabe qué fuerza insólita está metamorfoseando.



Vincent van Gogh: Matas de lirios


Una exposición de cuadros de Van Gogh siempre es una fecha en la historia,
no en la historia de las cosas pintadas, sino pura y simplemente en la historia histórica.
Pues no hay hambre, epidemia, erupción volcánica, terremoto, guerra que doblegue las mónadas del aire, que retuerza el pescuezo a la cara torva de fama fatum, el destino neurótico de las cosas,
como una pintura de Van Gogh, -expuesta a la luz del día,
colocada directamente ante la vista,
el oído, el tacto,
el aroma,
en las paredes de una exposición,-
renovada, por fin, lanzada a la actualidad cotidiana, puesta en circulación de nuevo. (de EL SUICIDADO DE LA SOCIEDAD)



Vincent van Gogh: La habitación de van Gogh en Arlés



Vincent van Gohg: La silla de Gauguin


/.../Una candela sobre una silla, un sillon de paja verde trenzada,
un libro sobre el sillón,
y ya está aclarado el drama.
¿Quién va a entrar?
¿Será Gauguin u otro fantasma?

La candela encendida sobre el sillón de paja verde indica, según parece, la linea de demarcación luminosa que separa las dos individualidades antagónicas de Van Gogh y Gauguin.
Relatado, el motivo estético de su disputa quizá no ofreciera gran interés, pero serviría para señalar una fundamental escisión humana entre los temperamentos de Van Gogh y Gauguin.
Creo que Gauguin pensaba que el artista debe buscar el simbolo, el mito, agrandar las cosas de la vida hasta el mito,
mientras que van Gogh pensaba que hay que saber deducir el mito de las cosas más pedestres de la vida./.../ (de EL SUICIDADO DE LA SOCIEDAD)

Los textos están entresacados de la traducción de Ramón Font editada por Fundamentos.



Vincent van Gogh: La silla de van Gogh

28 comentarios:

concepto-aparte dijo...

"Es un hombre que prefirió volverse loco, en el sentido socialmente admitido, antes que prevaricar contra determinada idea superior del ser humano."

¡...!

mateosantamarta dijo...

Llegué a tus blogs por Antonin Artaud.
Sé que le admiras. Nunca dijo nada en vano. Un afectuoso saludo.
Tus dibujos son muy interesantes y auténticos.
No conozco todavía mucho...

Isabel Martínez Barquero dijo...

Mateo, me fascina Van Gogh y he gozado muchísimo esta estupenda entrada tuya, sobre todo por los cuadros del genio, que nunca me canso de mirar.

Con Artaud tengo mis reservas. No es que me disguste, pero creo que jugó con afectación a ser un "enfant terrible" o, al menos, esa es la conclusión que yo saqué al leerlo, que se afectaba demasiado y se miraba y escuchaba mucho a sí mismo como diciendo: "esto es estupendo porque es muy transgresor".
No sé, son sensaciones mías, muy particulares, personalísimas y, por supuesto, puedo estar equivocada.

En todo caso, gracias por esta magnífica entrada dedicada al genio de Van Gogh.
Qué gran pena me produce que no tuviera éxito en vida. Es auténticamente desolador.

mateosantamarta dijo...

No! Isabel. Artaud, trasciende claramente el surrealismo.El hace una acusación parecida contra los surrealistas una vez que considera que están jugando. Sus escritos, sobre todo después de su internamiento son de una lucidez impropia de un loco. Yo a veces tengo mis reservas, pero es porque va demasiado lejos y desazona. Él, como van Gogh, sufrió en sus carnes, en su mente y en su espíritu los remedios de la psiquiatria que yo no juzgo porque no conozco -ni quiero conocer- pero temo.
Artaud nunca jugó a nada. No tenía sentido del humor, en todo caso de la tragedia.
La admiración por van Gogh es común.
Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Isabel, he puesto dos fotos de Artaud después de tu comentario para que no haya lugar a dudas.
Un abrazo.

Isolda dijo...

Una vez más tus entradas, me obligan a leer y estudiar. Hoy, es verdad que sólo me he ocupado de Artaud, que como tú mismo has recalcado: 'no dijo nada en vano'. Impresionantes y certeras las últimas frases del Post Scriptum.
De Van Gogh y el resto de impresionistas, creo haber trabajado tanto sobre ellos, que ya sólo me limito a disfrutarlos. El mayor exponente, a mi parecer, es Monet y descubrí el otro día un blog de los enlazados al tuyo 'La princesa nadie' con una colección magnífica. Te digo, de paso, que cada vez que entro para contestarte, me despisto viendo tantos enlaces buenos como tienes, pero el tiempo obliga.
Van Gogh ve el mundo como lo veía El Greco, a su manera; la locura les rondaba a cada uno de una forma. ¡Ya quisiera estar loca y ver el mundo como Van Gogh!

Duermo bajo esta hermosura, ‘Campo de trigo con cipreses’ que ocupa todo el cabecero.
He puesto el título porque no creo que se vea la imagen.
En todo caso besos de almendros en flor (aunque no sea la temporada)

mateosantamarta dijo...

Bueno, Isolda, ese era mi objetivo: llevar hacia Artaud y su visión profunda del trabajo de van Gogh, que yo creo que trasciende el impresionismo.
La locura de los Greco, Artaud, van Gogh es lucidez: una capacidad de ver, sentir y mostrar-expresar muy por encima de lo común.
El enlace de Princesa Nadie lo puse. precisamente por esa entrada sobre Monet.
Besos, Isolda.

virgi dijo...

Querido Mateo, aunque en casa hay unos cuantos libros de él, nunca me he puesto a leerlo con pasión. Lo veo como esos personajes lúcidos que un día se dieron cuenta de tantas cosas que tal vez decidieron no jugar más a lo que jugaban los otros. La locura suele comportar unos cuantos grados más de lucidez que la del común de los mortales. Tengo casi a mano una frase suya muy reveladora: "Soy un fanático, no un loco. No quiero ya el orden moderno que sólo lleva al caos"

En cuanto a Van Gogh, ¿qué decirte? Su museo en Amsterdam es tan revelador que se te saltan las lágrimas. Hay gente tan por delante de su época que no pueden ser aceptados. Fue un prodigio. No sé si habrás leído las cartas a su hermano.
Yo no lo considero impresionista, como Uccello, Donatello, El Greco...son de otro mundo.
Un abrazo, volveré a leerte, se aprende mucho así. Gracias.

(también por tu paseo, ya contesté en Messina)

mateosantamarta dijo...

Amiga Virgi. Hace un par de horas he estado curioseando en las primeras entradas de tu blog.
Dejé un comentario en una entrada.
Hace mucho tiempo Artaud fué una revelación para mi: no es una lectura fácil ni cómoda, pero si necesaria cuando llega el momento. Entró en aspectos de la vida a un nivel más vivencial que el de los surrealistas a los que abandonó acusandoles más o menos de eso, de jugar. Hay que dejarlo cuando te inquieta demasiado.
Van Gogh es un gemelo de alma para Artaud.
Conozco Las Cartas a Theo: es uno de mis libros más deteriorados.
Es un pintor fundamental, imprescindible. Yo tampoco lo considero impresionista -quizá en algún cuadro haya alguna tentación en ese sentido-.
Siempre espero tu comentario que dará un nuevo impulso a mi entrada y que todos los que te conocen -que son muchos- no dejaran de leer.
Un abrazo. (Yo si que aprendo)

Amando Carabias María dijo...

Juraría que dejé un comentario en esta entrada. Supongo que serán cosas de los hados informáticos.
Venía a decir, sino recuerdo mal, que lo que más me había impresionado de ella son los dos retratos de Artaud (quizá por los desconocía del todo), y sobre todo el del joven poeta surrealista. Esa mirada llega a asustar.

mateosantamarta dijo...

Los retratos los añadí a raiz de un comentario de Isabel para mostrar que su vida no había sido la de un "enfant terrible" aunque si terrible.
Un abrazo,Amando.

Princesa Nadie dijo...

Gracias, me han encantado esas ramas de almendro en flor de Van Gogh

mateosantamarta dijo...

Un honor tu visita, Princesa. También a mi me gusta mucho ese cuadro. Un saludo.

gaia07 dijo...

Pues conmigo lo has conseguido. Esa elección de fragmentos de la introducción es altamente “inflamante” ante la apocalíptica visión que esta sociedad quiere hacernos tragar sobre el mundo. Y he descubierto a Antonin Artaud, un “loco” que salvo cuanto pudo del terrorismo social.

Gracias, ha sido genial.
Besos

mateosantamarta dijo...

Gracias a ti Gaya. Volveremos a hablar de Artaud o, mejor dicho, a darle voz, a revivir su poderoso pensamiento-vivencia.
Leí el otro día tu última entrada -no he escuchado aún el audio, pero te digo que los nocturnos de Chopin es lo que más frecuento ahora- No he comentado pues me gusta leer mas de una vez y decir algo -no un cumplido rápido-.
Besos, amiga.

Carmela dijo...

Una entrada mayúscula desbordante de contenido e ilustración.
"Prefirió volverse loco antes que prevaricar contra determinada idea superior del ser humano".
La lucha espiritual ... después de haber descubierto su verdadero "Yo" , el suicidio ...no pueden catalogarse como muestras de locura.La psiquiatría tiene zonas oscuras.
Elegir la propia muerte es un signo de valentía , legítimo ...en concordancia con espíritus especiales.
Y reviste una notable dignidad.

Joshua Naraim dijo...

Puedo decir que Van Gogh es uno de mis pintores predilectos, aunque me confieso que no soy muy docto en pintura. También intereso la historia de su azarosa vida.
Del que si confieso mi total ignorancia es de Antonin Artaud, es la primera vez en mi vida que me cruzo con su nombre y que, por supuesto mi curiosidad despertada por tí, me invita a seguirle la pista. Gracias por ello.
Un abrazo, Mateo

mateosantamarta dijo...

Gracias por tu visita, Carmela.
La frase que recuerdas del texto de Artaud es una lección de Dignidad y Humanidad con mayúscula.
Es la grandeza de espíritu que otro grande -Artaud- que ha pasado por las mismas experiencias en psiaquiátricos- ve con una lucidez increible.
Leyendo estos días una biografía De Miguel Hernández me volvía a acordar de van Gogh y de Artaud: tres ejemplos de lo que es ser hombres integro hasta la muerte.

mateosantamarta dijo...

Nadie es docto en pintura: basta con ser sensible, Joshua. Van Gogh es un pintor puro y de ahí su fuerza.
Las cartas a Theo te hacen terminar de entender su pintura, su vigor.
Pretendía con esta entrada no sólo dar esa visión poderosa del trabajo de van Gogh sino también despertar la curiosidad por Artaud y su obra.
Un abrazo, amigo.

mirada dijo...

Gracias, Mateo, muchas gracias por mostrarnos también a Artaud.
Te sigo.

mateosantamarta dijo...

Hola, mirada,. Van gogh y Antonin Artaud forman un tándem perfecto para dar un tirón y dejar a la psiquiatría en su sitio.
Igualmente te sigo. Tus entradas -siempre breves- son una delicia.

Caminante dijo...

PASO A SALUDARTE Y ME ENCUENTRO ESTE TRABAJO QUE ENTIENDO PRECIOSO Y VEO CON PREMURA.
Volveré para disfrutarlo...
Un abrazo de Getafe -estuve fuera casi todo el mes, en el pirineo- PAQUITA

mateosantamarta dijo...

Hola, Paquita. No es mal sitio el Pirineo para pasar un mes de Agosto. Yo lo pasé en Madrid, que no es muy buen sitio en este mes. Gracias por la visita.
Sigo, siempre que puedo, tus excursiones.
Un abrazo.

Fiaris dijo...

Cuando estudiaba pintura ,mientras haciamos vocetos las profes leian historia de pintores famosos,ahi aprendí mucho sobre Van Gogh, gracias por compartir.abrazo.

mateosantamarta dijo...

Este pintor y este poeta-dramaturgo-actor parecen interesar mucho. Esta entrada ha recibido 6000 visitas. Yo lo comprendo: estos dos locos son mis maestros queridos.
Un abrazo.

Eva Magallanes dijo...

Excelente escrito. Así no más es: ¿existirá algún suicidado que no sea, en rigor, un suicidado por la sociedad?

Grande, inmenso, cuna del arte contemporáneo, grande Van Gogh.

Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Diría yo que algo más que cuna...hay algo, como un nivel moral, como un listón, que parece difícil de igualar. Un fenómeno irrepetible. Un abrazo, Eva!

BEATRIZ dijo...

Grato encontrar escritos tan completos e interesantes. Realmente sorprende la lucidez de Van Gogh, pues solo él pudo descubrir en las cosas inanimadas la fuerza del universo en movimiento.

Saludos y un placer.