Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

viernes, 25 de noviembre de 2011

Beckett y el cine, por David Cortés (Vídeo)


David Cortés: Beckket y el cine (Vídeo)

14 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

Reconozco que el nombre de Beckett apenas sonaba ya en mi memoria, no conseguí avanzar con “Días felices”, tal vez porque no tenía la madurez suficiente para asimilar y disfrutar de ese humor irónico que, supongo, también estaría impreso en esta obra, aunque a mí me pareció densa y pesimista. Pero ahora, al leer tu magnífica entrada, he sentido la necesidad de leer esa obra que nos apuntas, “Sueño con mujeres que ni fu ni fa”, y que acaba de editarse en español con esmero. Creo que sí, ahora sí es el momento de leer a este premio Nobel del 69.
Gracias, Mateo, por rescatar de nuestra memoria con tanto acierto a los más grandes.
Feliz fin de semana.

mateosantamarta dijo...

Ya ves, Mercedes que el articulo es de Rafa Narbona: ya quisiera yo escribir así. Me limité a añadir dos vídeos: uno sobre Esperando a Godot y otro sobre Becket y el cine, un ciclo organizado en el Museo Reina Sofía -mi sobrino David fue comisario, como dicen, y es quien aparece en el vídeo presentando dicho ciclo que me impresionó mucho. Un abrazo.

Ananda Nilayán dijo...

"Esperando a Godot" lo leí con apenas diecisiete años y me atrapó. Luego leí parte de su obra y aunque a veces es denso, para mi al menos, siempre me dejó la sensación de estar ante alguien con una vida profunda y vivida en la plenitud de la sombras.
Me alegra que rindas homenaje a Beckett, es grande.

Abrazos, buen fin de semana

mateosantamarta dijo...

Profundo como pocos:
"¿Dónde ahora? ¿Cuándo ahora? ¿Quién ahora? Sin preguntármelo. Decir yo. Sin pensarlo./.../" S.B. El Innombrable.
Un abrazo, Ananda!

virgi dijo...

Y yo leí Residua de jovencilla y me impactó, lo tuve también como libro de compañía, junto a Residencia en la tierra. Más tarde aluciné con Godot y en Madrid ví Los días felices. Total, un hombre de una lucidez fuera de serie, El Innombrable o Fin de partida son...no sé, sin palabras...

Besos, Mateo

Adriana Alba dijo...

Hace muchos años cuando estudiaba teatro, con mi profesor y el grupo fuimos a ver "Esperando a Godot",luego de haber leído el libro, estábamos en la etapa de la psicología de los personajes y te aseguro que me resultó bastante difícil ahondar en esa trama, sin embargo con los años pude reconocer y desentrañar el profundo mensaje.

Gracias por traernos a Beckett Mateo.

Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Conozco Residua, aunque las obras que más me han impactado son Molloy, Malone muere, El innombrable, fin de partida, Esperando a Godot y el cine! Son cintas muy cortas y cuidadísimas, en las que además hay mucha poesía...Un abrazo, Virgi.

mateosantamarta dijo...

Claro, Adriana: las primeras lecturas de Becket son desconcertantes, pero a medida que navegamos por la vida ya no lo son tanto, aunque siempre son impactantes...las leas o releas. Un abrazo, Adriana!!

Isabel Martínez Barquero dijo...

Un escritor al que leí de joven, "Esperando a Godot". Me impactó, porque no deja indiferente. Lúcido, duro, corrosivo, sin engaños y sin miedos.
Como de costumbre, Mateo, una entrada completísima, una visión muy acertada del autor.
Recibe un fuerte abrazo.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Isabel. Como ves, el texto -excelente- es de Rafa Narbona. Tiene un blog y está en face. Merece la pena seguirlo. Yo le copio muchas cosas -cuento con su permiso-. Es colaborador de Musicarte. Un abrazo.

virgi dijo...

Mateo, me hiciste sonreír con tu comentario, contesté y todo, me encantó. Besitos

Carmela dijo...

Admiro a Beckett.
"Esperando a Godot" es una de las obras que más me sacuden.
Verla en teatro también vale la pena.
Genera cuestionamientos profundos sobre la vida y la muerte.
Excelente la narrativa del profesor Narbona.
Gracias por difundirlo.
Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Eso me alegra, Virgi. Sonreír es todo un lujo...y más en estos tiempos! Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Es una obra fundamental. También Molloy o El innombrable. Yo no he visto Esperando a Godot en vivo, pero si en vídeos y la he leído muchas veces. Un abrazo. Encantado de tener la inteligencia, la sensibilidad y el conocimiento de Rafa Narbona a mi disposición: un lujo! Un abrazo, Carmela!