Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

lunes, 26 de noviembre de 2012

El final del Estado de Derecho y de las libertades en España.



Hola a todos,
Quería comentaros lo que nos pasó ayer domingo a mi familia (mi mujer, mi chiquitillo de dos años y medio y yo) cuando íbamos a la manifestación en Madrid en defensa de la sanidad pública. Bajábamos por la calle del Prado –una inocua banderita de “No a los recortes” ondeando en el carrito- y a la altura de la plaza del Congreso se nos acercó un policía nacional que de muy malas maneras nos exigió que nos identificáramos. Ante nuestras reiteradas preguntas de si estábamos cometiendo alguna ilegalidad, su única respuesta fue un chulesco “yo soy policía y puedo identificar a quien quiera”. Nos cogió los carnets de identidad y registró nuestros datos… Después nos dijo que tenían orden de identificar a los manifestantes que pasaran por la calle. No sabemos qué ocurrirá con esos datos, si nos multarán o pasaremos a un listado de “ciudadanos activistas”. Una chica protestó y tomó algunas fotos que os envío. Le agradecemos su actitud y creo que deberíamos imitarla cuando nos encontremos con situaciones similares.
Una cosa es clara, lo que buscan con este tipo de actuaciones anticonstitucionales es atemorizarnos, y que ni siquiera llevemos a cabo el mínimo gesto democrático que es salir a la calle para manifestarnos y visibilizar la protesta contra la destrucción de nuestros derechos y de nuestra dignidad. Pero asimismo el episodio muestra otra cosa: que si lo quieren prohibir es porque ese gesto de libertad –mínimo- todavía resulta eficaz. Os animamos pues a ejercerlo.
Sabemos que esto es una anécdota frente a otros tipos de violencia, pero creemos que dado el absurdo de la situación –identificar a una familia con niño por llevar una bandera contra los recortes- es también muy simbólica de que estamos traspasando, ya definitivamente, un umbral: bienvenidos al estado totalitario.
Un abrazo,

domingo, 18 de noviembre de 2012

Joan Margarit (Edad Roja) -Arvo Part, Alina



No vuelven las mujeres con las cuales


cambiabas años de tu soledad

por un fugaz momento de ternura.

Tan ardiente es la vida en el otoño,

que en las horas de angustia no podrás

amar ni a la mujer que ya has perdido.
- Joan Margarit, "Edad roja"

Arvo Pärt, Fur Alina



Edad roja -JOAN MARGARIT


                                                                        A Àlex Susanna




Tanto tiempo has tardado en aprender

que llegas tarde al gran amor:

Que nunca habrás vivido una edad de oro.

Las rosas de Ronsard
nunca serán perfume en tu mirada,
ningún otoño habrá de deshojar,
en los brazos de nadie, lentos pétalos.
Con el olvido tapas los espejos
igual que acostumbraban en las casas
donde había un difunto.
No vuelven las mujeres con las cuales
cambiabas años de tu soledad
por un fugaz momento de ternura.
Tan ardiente es la vida en el otoño,
que en las horas de angustia no podrás
amar ni a la mujer que ya has perdido.

domingo, 4 de noviembre de 2012

Poemas para Itxaso -La última amada ya se acerca-

Hay estatuas de hielo en mi recuerdo, técnica mixta sobre papel, 50x65, 1989.
Una mariposa que habita una borrasca, aguatinta y punta seca sobre zinc, 2003; mancha 29x24.5; papel johannot de 280 gr. 56,5x38.

La última amada ya se acerca
La fiel
             la apacible
                                la que a todos
nos es dada de modo inexorable
ella viene ya rozándome los labios

Antes vino una sonrisa tierna y leve
Ha sido                  para mi dulce promesa
              y aún lo es...
Dónde están hoy tus ojos
                                           amor mío
Tú te fuiste con mi aliento
                                            con mi alma

Como estatua de hielo me he quedado
Aún me dicen las cartas que eres mía
Hoy yo quiero
                        Señor
                                   ser nuevo Adán
haz en ella
                  para mí
                                 de nuevo a Eva

Que surja nueva y limpia
                                          de nosotros
una raza que habite esta tierra
Enséñame a amarla
                             
                                    Dios mío

Hace tiempo una promesa me fue hecha
Oh Señora                        yo te pido
                   Ya es tiempo
de que en ella se me cumpla ese prodigio

mateo santamarta
Gentileza de  Adriana Alba