Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

martes, 25 de junio de 2013

Cerrojo oxidado-Izagre




Viejas puertas de mi pueblo y de mi alma

oxidados cerrojos 
que me acaban. 


Mateosantamarta

8 comentarios:

Ysupais dijo...

Que bella imagen de puerta antigua,añeja,
carcomida por el sol y el agua,
ceñida por ese cerrojo herrumbrado,
que en su tiempo daba paso al amigo,
y que ahora se lo cierra a candado vivo,inoxidable,
como no queriendo que se lleven la esencia de lo aquello fue.

Un abrazo Mateo..buena foto y pienso que tambien saldria una buena pintura.

Isolda dijo...

La fotografía es una belleza, a pesar del candado nuevo o, quizá por eso. Se podrá abrir con facilidad. Lo que hay tras la puerta es vida.
Besos azules, Mateo.

Adriana Alba dijo...

Rompe el candado a puro verso Mateo...

Felicitaciones, espero ver tus letras más seguido, son muy bellas.

Abrazos libres.
a brazos libres!

mateosantamarta dijo...

Gracias, Ysupais. Cerrado a todo en principio: incluso a el futuro. Ese cerrojo ya no es más que una aparienciad de seguridad que no guarda nada ni nada asegura, es poco más que un "aquí estoy yo". Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

No suelo manipular las fotos más allá de un ocasional retoque de luz, pero en este caso me permití una licencia que la ha dado una dimensión completamente distita.
Besos, Isolda.
Yo sé que guarda ese cerrojo y se lo impedí. Nada más que apariencia.
Besos, Isolda. El azul es lo que se coló a través del gris.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Adriana. Es posible que mis letras no sean muy malas, también es cierto que son pocas y que vienen cuando quieren. Abrazos libres, amiga.

Amando García Nuño dijo...

Bueno, al menos en tu pueblo el tiempo no ha podrido las puertas. Respecto a las almas, que aún tengan cerrojos parece más que suficiente.
Salud-os

mateosantamarta dijo...

No creas que no ha hecho estragos el tiempo en las puertas de mi pueblo...sí lo ha hecho.
En cuanto a las almas, mejor libres. Pero si no sabemos liberarnos de esos cerrojos pues los soportatremos. Un saludo y gracias por tu visita, Amando.