Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

domingo, 10 de octubre de 2010

Borges en La casa de Asterión


“No sólo he imaginado esos juegos; también he meditado sobre la casa. Todas las partes de la casa están muchas veces, cualquier lugar es otro lugar. No hay un aljibe, un patio, un abrevadero, un pesebre; son catorce (son infinitos) los pesebres, abrevaderos, patios, aljibes. La casa es del tamaño del mundo; mejor dicho , es el mundo. Sin embargo, a fuerza de fatigar patios con un aljibe y polvorientas galerías de piedra gris he alcanzado la calle y he visto el templo de las Hachas y el mar. Eso no lo entendí hasta que una visión de la noche me reveló que también son catorce (son infinitos) los mares y los templos. Todo está muchas veces, catorce veces, pero dos cosas hay en el mundo que parecen estar una sola vez; arriba, el intrincado sol; abajo, Asterión. Quizá yo he creado las estrellas y el sol y la enorme casa, pero ya no me acuerdo.

Cada nueve años entran en la casa nueve hombres para que yo los libere de todo mal. Oigo sus pasos o su voz en el fondo de las galerías de piedra y corro alegremente a buscarlos. La ceremonia dura pocos minutos. Uno tras otro caen sin que yo me ensangriente las manos. Donde cayeron, quedan, y los cadáveres ayudan a distinguir unas galerías de las otras. Ignoro quienes son, pero sé que uno de ellos profetizó, en la hora de su muerte, que alguna vez llegaría mi redentor. Desde entonces no me duele la soledad, porque sé que vive mi redentor y al fin se levantará sobre el polvo. Si mi oído alcanzara todos los rumores del mundo, yo percibiría sus pasos. Ojalá me lleve a un lugar con menos galerías y menos puertas. ¿Cómo será mi redentor?, me pregunto.

¿Será un toro o un hombre? ¿Será tal vez un toro con cara de hombre? ¿O será como yo?



El sol de la mañana reverberó en la espada de bronce. Ya no quedaba ni un vestigio de sangre.

-Lo creerás, Ariadna? -dijo Teseo-. El Minotauro apenas se defendió.”



Jorge Luis Borges. (La casa de Asterión)

Asterión abatido, t.mx./tela, 100x81, 2005. Obra de Mateo Santamarta.

22 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

Me encantan tus obras, sencillamente eso, me gustan y no paro de encontrar recovecos en ellas que me hablan. Esta que hoy nos traes parece sinuosa, mágica y sugerente, como una imagen de otro mundo realizada sobre una playa, bajo la noche. Según la miro llega a producirme cierto miedo, pero el azul me tranquiliza.
Gracias, amigo Mateo.

Ananda Nilayán dijo...

Qué buenas texturas y qué buen azul. Me gusta la sensación de luminosidad y oscuridad sutil.

Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Bueno, Mercedes, no es extraño que este Asterión abatido te produzca inquietud: es laberíntica y trágica, pero más allá esta ese azul y también ese ojo dorado, ese intrincado sol que le da esa luz cálida: ambos le liberan del laberinto cerrado y le llevan a la infinita inmensidad.
Un abrazo, Mercedes.

mateosantamarta dijo...

Ananda: la materia y la solidez se equilibran.
El laberinto y la liberación, la obscuridad y la luz.
Un abrazo.

gaia07 dijo...

No sé donde veo realmente la belleza en tus cuadros. A veces creo que es el color que desliza mi mirada de detalle en detalle, o las figuras sinuosas que parecen hablarme, y otras el título, con el que creo historias inconcebibles pues cuando intento escribirlas desaparecen.

Es un deleite.
Besos.

mateosantamarta dijo...

Yo tampoco lo sé, Gaia. SUPONGO QUE UN POCO DE TODO ESO y una buena dosis de imaginación y en tu caso de análisis -siempre me sorprende tu capacidad para razonar-.
Me parece bien que no puedas escribir historias porque no las Hay: sólo una máqina de significar, que nunca para y sigue fabricando significados: los que tu quieras para ti, los que yo quiera para mí.
Por fin encontré el modo de poner un enlace llamativo a tu interesantísimo TRIVIUM.
Besos, amiga.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Borges, el mito del minotauro y tu pintura..., todo un cóctel de belleza, Mateo.
Te aseguro que lo he disfrutado.
Un beso y gracias.

mateosantamarta dijo...

Me alegra, Isabel. Estas entradas son las páginas del catálogo de mi última exposición personal en Madrid -Bajo un Campo de Estrellas: Viaje hacia el Silencio- y quiero que las personas interesadas puedan seguir viendola. Aquí añado detalles de los cuadros que ayuden a ver texturas o cosas que pasarían desapercibidas en otro caso.
Un beso.

AIXA dijo...

Horas me paso mirando tu pintura y dandole vueltas a mi imaginacion ,no se lo que veo en ellas pero me gusta ,sobre todo, esos ojos signo de proteccion ¡¡me gusta¡¡
Un fuerte abrazo

Isolda dijo...

Ay Mateo, nunca sé que decir. Tus pinturas son difícilísimas para mi. Pero me busca volver y reconocerte en tus colores y volverme loca inentando descifrarlas. Ya sé que no importa, que lo que vale son las sensaciones y en esas sigo: disfrutando sin comprender. Menos mal que el laberinto está ahí, se palpa.
Besos, siguiendo el hilo siempre.

virgi dijo...

Un ojo, un corazón y laberintos que nos distraen de la vida. ¿O es la vida la que nos distrae de los laberintos?
El minotauro acecha, lejos, cerca. A veces, incluso, dentro de nosotros mismos. Somos muchos y uno.
En alguna parte, el cielo azul.

Besos, querido Mateo, gracias por tu envío.

mateosantamarta dijo...

Me alegra que te gusten mis pinturas, Aixa.
Son para eso: para que cada uno que las mire las recree a su modo.
Un fuerte abrazo.

mateosantamarta dijo...

Isolda, estoy seguro que comprendes mucho más de lo que piensas. Si te "enrollas" con ellas pues se trata de eso y laberintos cada uno tenemos el nuestro. Seguro que el tuyo es amplio y bien construido.
Besos, Isolda. QUE NO SE PIERDA EL HILO.

mateosantamarta dijo...

La vida es el laberinto y recorrerlo es vivir. Teseo el "libertador" quizá sea, como Asterión otra parte de nosotros mismos, y sabes, Virgi: el Minotauro -Asterión- despierta en mí una gran simpatía.
Besos, Virgi, estoy un poquito desbordado.

Carmela dijo...

"Ojalá me lleve a un lugar con menos galerías y menos puertas. ¿Cómo será mi redentor?, me pregunto. "

Los recovecos de los laberintos, las acechanzas internas ...galerías subtarráneas ... traen a mi memoria , (además )"El túnel " de Sábato.
"Había , un solo túnel oscuro y solitario : el mío".
Impresionantes asociaciones pueden llegar a hacerse a través de tus cuadros.
Los laberintos del vivir ... pero se vislumbra en el azul cálido y en la luminosidad una apertura hacia el exterior , hacia el cosmos... hacia la luz.
Tu obra me sugiere encierro y liberación.
El azul vivifica . Es un referente de calma y plenitud.
No sé si estoy equivocada. Es lo que percibo y siento.
Abrazos!!!

mateosantamarta dijo...

No creo que estés equivocada, Carmela, y en cualquier caso tu opinión es sugerente y abre perspectivas a la visión de este trabajo.
Un abrazo,amiga.

Joshua Naraim dijo...

El color que me encandila de tus obras es ese azul luminoso que me absorbe y atrae, y esa gota de sangre, que estratégica, me distrae.

No son las batallas del amor las que me alejan devuestra agradable compañía, son las del pan.

Durante un tiempo, me mostraré poco en este medio, pero regresaré frecuentemente a visitar tu ventana y seguir gozando de tu compañía.
A sido un lujo, si no conocerte, si percibirte, sentirte y compartir tus pequeños bocetos, punta del iceberg de tu arte, y tu alma virtual.

Un fuerte abrazo, Mateo. Nos seguiremos encontrando aunque con otra frecuencia.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Joshua, por tus amables palabras: sí, el azul es agua y cielo y el rojo es sangre-vida.
Preferiría que fuesen batallas de amor, pero te deseo lo mejor en todos los asuntos y espero que, con la frecuencia posible, nos sigamos comunicando.
Un gran abrazo. Me ha alegrado mucho volver a verte aquí.

mirada dijo...

Lo identifico con las sensaciones de un mundo fluvial, renacuajos, crías y raspas....
El ciclo de vida fluvial, también.
Con tus obras me permito dejarme llevar.
Gracias, Mateo.
Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Bueno, es una buena mirada de agua que añadir a otras interpretaciones o viajes por este cuadro. Me agrada que te dejes llevar: también yo lo hago y a veces veo cosas que no había visto o, al menos, las veo desde otra perspectiva mental.
Un abrazo. He estado en tu blog, pero como a mi la cosa esa del Goear no quiere funcionarme desde hace algún tiempo, me quedé en silencio.
Un abrazo, Mirada.

barrincoia dijo...

Voy descubriendo muchos mundos fascinantes en tu arte.
Disfruto a lo grande cada vez que paso por aquí.
Este relato de Borges es una maravilla, a mi también me inspiró un dibujo que no se por donde andará.
La forma en que lo has visto y plasmado me encanta, realmente te traslada y te lleva a meditar en el tema del minotauro.
Saludos

mateosantamarta dijo...

Gracias, barrincoia. Realmente fascinante, yo casi diría que es un poema. Saludos, amiga.