Bienvenido

Estás en una página de Mateo Santamarta.
Todos los textos y las obras que lleven mi
firma pueden ser difundidos libremente
siempre que no haya ánimo de lucro. Se
agradece el que se cite la autoría.







Translate

sábado, 20 de noviembre de 2010

Oscar Wilde (DE PROFUNDIS)-Teseonotese



                       Teseonotese, t.mx.-tela, 92x73, 2001-2003, obra de Mateo Santamarta


“...Las personas cuyo único deseo es la realización no saben nunca donde van. No lo pueden saber. En un sentido de la palabra es necesario, por supuesto, como decía el oráculo griego, conocerse a uno mismo. Ese es el primer logro del conocimiento. Pero reconocer que el alma de un hombre es incognoscible es el logro último de la Sabiduría. El misterio final es uno mismo. Cuando se ha pesado el sol en una balanza, y medido los pasos de la luna, y trazado el mapa de los siete cielos estrella por estrella, aún queda uno mismo. ¿Quién puede calcular la órbita de su propia alma?...”


Oscar Wilde. (De profundis)

16 comentarios:

concepto-aparte dijo...

Esta pintura me sugiere una especie de vientre sosteniéndose en su caída, un origen apropiándose de su consecuencia... es muy bello, salud y un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Gracias, amiga: ahí queda tu comentario como una aportación para próximas visualizaciones de amigos.
Un brazo y salud!!!

Isolda dijo...

Mateo, me has incitado a leer unas cuantas páginas del De Profundis. Con mi pobre inglés y su impresionante forma de escribir, he sentido que aun estando en la cárcel, que adivino en tus pinturas, plantó cara a los que le juzgaron, se aceptó y veía la vida con amor, luz y color, incluso percibía el aroma de las flores. Quiero ver todo eso en tu Teseontese (¿qué pensarías al titular este cuadro?) No me vayas a contestar a esta pregunta, pero sabes que intento comprender y aprender siempre.
Es cierto, parece un útero, un laberinto, una cárcel, pero el vedadero misterio y ahora lo veo, de tus dibujos, está en el alma de cada uno. Hay caras sueltas que tienen la llevan impresa.
Besos que vayan por el aire, libres.

mateosantamarta dijo...

Bueno, Isolda: yo sólo lo puedo leer en castellano. Con el comparto la experiencia de haber estado en la cárcel, pero no su inteligencia y capacidad expresiva. Supongo que en su obra hay un antes y un después.
Si! insisto en que mi obra es abierta. El título un juego de palabras con al menos dos sentidos: para que no fuese demasiado evidente quité la última letra de la que al final -de estar- repetiría el nombre del personaje mitológico que forman las cuatro primeras letras. No sé si me he explicado o he construido un laberinto.
Besos, amiga.

virgi dijo...

Una oquedad pequeña donde protegerse.
Hay gente tan lúcida que pasarán siglos para entenderlos. Quizá Wilde no tuvo siquiera un pequeño espacio que lo acogiera.
Un hombre impresionante, de una inteligencia espectacular.
Un fuerte abrazo, querido Mateo

mateosantamarta dijo...

Maestro en paradojas y de una inteligencia singular a la que se une una sensibilidad exquisita. Vivió lo mejor y lo peor y eso le dio una gran perspectiva.
Para leer y releer.
Un fuerte abrazo, Virgi.

Isolda dijo...

Perdona que te discuta, pero eso de que no tienes su inteligencia y capacidad expresiva, es incierto, como dicen ahora. Sabía lo de la cárcel, andamos por la misma quinta y también luché a mi modo, aunque con mayor fortuna. Y posteriormente con la misma decepción que te supongo.
Besos que sólo expresan admiración, no como tus pinturas que dicen tantas cosas!

Ananda Nilayán dijo...

Siempre es un placer leer y pensar las palabras de Wilde.
Hoy veo en tu pintura un mundo profundo, pero algo atormentado, como si el alma se sumerge en profundidades y el insconsciente tiene que habérselas con esos mosntruos que también nos habitan.
Muy relacionado con las emociones.
En fin, Mateo, es lo que me inspiras. No me asusta, me hace reflexionar.

Besos, qué arte tienes.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Isolda. Wilde demostró todo: yo soy como mucho -y sólo en el terreno de la pintura-una hipótesis. Su bajada a los infiernos seguramente fue más cruel que la mía: yo compartía infortunio con tantos compañeros que considerábamos que las zonas más libres de España eran las cárceles, donde tertulias, comunas, asambleas, etc eran cosas corrientes y cotidianas.
Gracias por tus elogios y besos.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Ananda, por el piropo a "mi arte".
En casi todas mis pinturas hay algo de atormentado, pero creo que también de lucha y -en cierto modo- de victoria: es la eterna batalla entre Teseo Y Minotauro. Lo que ocurre es que la victoria siempre es a costa de un aspecto de uno mismo.
Besos, amiga.

Joshua Naraim dijo...

Explendorosamente profundo el texto de Wilde.
También me encantan las etiquetas que le has puesto y tu cuadro...
...siento como tu cuadro me observa
...y me habla en sus ojos.
Un abrazo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ay, Mateo, pues yo en el cuadro veo una situación crispada, una lucha entre el hombre y la bestia, una tensión sostenida por ver quién es el más fuerte de ambos. Y me temo que tus pinceles se han decantado por la bestia.

De Óscar Wilde, decirte que lo adoro. Me gusta a rabiar esa pluma suya. Además, es todo un ejemplo de hombre ingenioso. El ingenio encontró su casa en esa potente alma suya.

Un besazo.

mateosantamarta dijo...

Gracias, Joshua. También a mi me habla y me observa e incluso me inquieta.
Wilde, al menos después de la cárcel, se vuelve de una profundidad y sinceridad pasmosa. Como Artaud después de dejar el manicomio. Antes era inteligente, elegante, etc. y luego, sin dejar de ser lo que era ya fue más allá.
Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

He leído varias cosas de Oscar Wilde, Isabel, pero este libro es el que más me ha llegado. En los otros está el artista sin igual, En DE PROFUNDIS, además del artista está el hombre que ha bajado a los infiernos.
Tienes razón en tu análisis del cuadro: es el momento del encuentro en el laberinto y no sé si hay vencido o vencedor, quizá sólo una lucha perpetua.
Un besazo.

gaia07 dijo...

El determinismo social provoca que el inconsciente de cada uno, ese que no te deja elegir, que te hace ser como eres, que tarde o temprano acaba por aflorar y que dependiendo del momento social esté permitido o no, te lleve a una lucha desigual contigo mismo.

Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Contigo y con los demás, Gaia. Pero no es eso lo que te hace ser una persona en particular?
El problema es mayor cuando la sociedad, que también tiene inconsciente o subconsciente colectivo, es hostil a tu modo de ver y ser.
Un abrazo.